Delicatessen

En febrero de 2004 escribí el post Tortitas de bacalao al crujiente foro, Allí os comentaba la bonita experiencia del año 2002, participando en un foro de gastronomía de uno de los portales de un grupo empresarial donde colaboraba, conociendo a un manojo de encantadores y documentados participantes, con Koskorro a la cabeza.

Años después (2006), reedité el mismo post en otro blog y tuve la suerte de cruzarme en el camino de Koldo, el koskorro de 2002. Desde entonces he procurado no perder contacto y de vez en cuando me pincha en la Red o le azuzo virtualmente, para que la llama de la relación no languidezca.

Ayer recibí un e.mail suyo, comunicándome la noticia de que el portal
interdelicatessen reiniciaba su andadura, con el foro de recetas incluido. Recuerdo las peripecias en el año 2002, luchando junto al director comercial y la ejecutiva de cuentas para conseguir la publicidad del espárrago de Navarra, o de la cervecera Alhambra, o del sponsor de Barbadillo, etc. ¡Y cómo olvidar el familiar interjamón! ¡Qué días aquellos, Belén!

En febrero del mismo año nos fuimos los tres al
Salón Internacional del Vino, en Madrid. ¡Cuántos proyectos virtuales de la península ibérica e Hispanoamérica vinieron en la maleta rumbo a Granada! Quizás demasiados para la estructura organizativa que teníamos en aquellos momentos, pero, en todo caso, se demostró el potencial que disponíamos. Se me vienen, ahora, muchas remembranzas que daría para varios post larguísimos, pero no es el momento.

También, me queda un buen poso de las sobremesas, leyendo las conversaciones de los participantes en el foro que, liderados por Koskorro, consiguieron un estratosférico y virtual nivel de participación y de conocimiento. Allí aprendí un poco más la cultura del vino y de la comida. Ahora le digo a mi querubín: “Hay que comer para vivir, no vivir para comer”. “Hay que beber para vivir, no vivir para beber”. Os deseo la mejor de las suertes en vuestra nueva andadura (No te olvides, Belén, del portal de viajes y de rutas). Fuente de la imagen: página web de interdelicatessen.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario